Los mejores médicos y especialistas interesados en tu salud y la de tu familia.
2560 S Maryland Pkwy Suite 12. Las Vegas
NV 89109, USA
Llámanos
+1 (702) 444 7524
Lun - Vie: 8.00 - 18.00
Sáb : 8.00 - 15.00

Pruebas de ITS/ETS

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) () son infecciones que se propagan principalmente a través de relaciones sexuales, como el sexo vaginal, oral y anal. Algunas infecciones se pueden propagar por contacto personal cercano, como los besos; o de la madre al feto durante el embarazo.

Las ETS son causadas por bacterias, virus o parásitos. Millones de estadounidenses se infectan con algún tipo de ETS cada año, y la mitad de los diagnósticos ocurren en adolescentes y adultos jóvenes de 15 a 24 años. Las ETS más comunes son la clamidia, gonorrea, herpes genital, VIH y la infección por VPH (virus del papiloma humano).

Si no se tratan, algunas ETS pueden causar problemas de salud devastadores y a largo plazo como ceguera, daños cerebrales, infertilidad, defectos de nacimiento e incluso la muerte. Por suerte, todas las ETS se pueden tratar y algunas se pueden curar por completo. Las pruebas de ETS ayudan a recibir diagnóstico y tratamiento para evitar complicaciones graves.

Nombres alternativos: enfermedades venéreas, examen de ETS, prueba de ITS (infecciones de transmisión sexual), examen de ITS

¿Por qué necesito una prueba de ETS?

Como las ETS no siempre causan síntomas, usted o su pareja pueden contraer o contagiar una infección aunque parezcan sanos. Por ello, si tiene un mayor riesgo de infección, puede necesiter una prueba de detección de ETS. Las pruebas de detección se hacen a personas que no tienen síntomas.

Aunque cualquier persona sexualmente activa puede contraer una ETS, las pruebas se recomiendan sobre todo a quienes están en una o más categorías de riesgo, como:

  • Mujeres sexualmente activas menores de 25 años: Los expertos recomiendan que las mujeres de este grupo de edad se hagan una prueba de clamidia y de gonorrea todos los años. Las mujeres sexualmente activas de 25 años o más deben hacerse pruebas si tienen parejas sexuales nuevas o múltiples o si tienen una pareja a la que se le ha diagnosticado una ETS
  • Mujeres de 21 años o mayores: Se recomienda que las mujeres de este grupo de edad se hagan una prueba de Papanicolaou para ver si tienen anomalías en el cuello uterino, como cambios precancerosos que pueden ser causados por el VPH (virus del papiloma humano)
  • Mujeres embarazadas: A las mujeres embarazadas se les suelen hacer pruebas de VIH, hepatitis B, clamidia y sífilis. Las mujeres embarazadas con ciertos factores de riesgo también pueden necesitar pruebas de gonorrea y hepatitis C
  • Hombres y mujeres sexualmente activos que tienen relaciones sexuales sin protección y no están en relaciones monógamas: Estar en una relación monógama significa tener una sola pareja sexual durante un período de tiempo
  • Las personas que tienen relaciones sexuales sin condón se deben hacer pruebas periódicas de detección del VIH y de otras ETS siguiendo las recomendaciones de su profesional de la salud
  • Hombres que tienen relaciones sexuales con hombres: En comparación con otros grupos, los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres tienen un riesgo mayor de contraer una ETS. Los hombres de este grupo deben hacerse pruebas de sífilis, clamidia, gonorrea y VIH al menos una vez al año. Los hombres con parejas múltiples deben hacerse pruebas más a menudo
  • Personas con VIH: Si tiene VIH, corre un riesgo mayor de contraer otra ETS. Las personas de este grupo deben hacerse pruebas de sífilis, gonorrea y herpes. También se les suele recomendar una prueba de clamidia
  • Personas que usan drogas inyectables: Compartir agujas aumenta su riesgo de contraer VIH. A las personas de este grupo se les recomienda hacerse pruebas de VIH con regularidad
Nuestros Especialistas:

Norman Colins

Surgeon, Сardiologist
Working since 2008

Kristen Stude

Internist, Oncologist
Working since 2010

Contáctanos